La Mejor Información de la Web
 
ÍndicePortalGaleríaRegistrarseChatConectarse

Comparte | 
 

 España juega de memoria y gana por inercia

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
WedStar
Moderador
Moderador
avatar

Cantidad de envíos : 71
Edad : 97
Localización : Internet
Respeto Al Foro :
0 / 1000 / 100

Rangos :
Popularidad :
Fecha de inscripción : 18/06/2008

MensajeTema: España juega de memoria y gana por inercia   Miér Ago 20, 2008 5:53 pm



Buenas sensaciones en el debut como seleccionador
de Vicente del Bosque. España dominó a Dinamarca y, tras un primer
tiempo poco vistoso, firmó una brillante segunda parte en la que
controló totalmente el partido y selló la goleada con los tantos de
Xabi Alonso, dos, y Xavi.



Había ganas de ver a España. Justo después de aprender a ser campeones
aprendimos a esperar con ilusión el regreso de la selección, tan
acostumbrados como estábamos a recibir estos habituales bolos
veraniegos y tempraneros con cierto hastío, con síntomas de estrés
post-traumático tras la derrota en cuartos (o peor) de turno. Tan
habituados siempre a recibir con algo de desdén y desilusión el
comienzo de los ciclos bien de Eurocopa o bien de Mundial, capaces a
veces de recordarnos que no hay situación tan mala que no sea
susceptible de empeorar. Para el recuerdo y la historia negra de la
selección (superada y archivada de un plumazo en Viena) quedan derrotas
lastimosas en Chipre o Irlanda del Norte.
Esta vez sin embargo había ganas de roja y de himno, y un amistoso
intrascendente, incrustado en plenos fastos olímpicos, llamaba a la
puerta con un menú sorprendentemente sugerente: primer partido para la
campeona de Europa y número uno del ranking FIFA.



Debut de un nuevo proyecto con Vicente del Bosque al frente y con Luis
Aragonés y todas sus circunstancias y atronador éxito final ya en el
pasado. Y, además, el rival forma parte de algunos de los momentos más
felices de nuestra historia: de Querétaro al gol de Hierro y de ahí a
un partido hace diez meses en el que España se encontró a sí misma y
puso rumbo a una Eurocopa donde, nunca lo olvidaremos, no sólo ganó el
título sino que asombró al mundo con la quinta esencia de su fútbol de
toque.


Así que, en definitiva, había interés por ver el inicio de un
nuevo camino y por recordar al equipo que hizo latir al unísono el
corazón de todo el país, el mismo que vive hoy encogido por la tregadia
de Barajas, que cambió los homenajes al campeón por los brazaletes
negros y el minuto de silencio. Después, llegó el fútbol y España ganó
porque ha cogido carrerilla y su inercia es ganadora. Porque se mira al
espejo y se ve más fuerte, más alta, más guapa. Porque tiene una
generación de jugadores que igual que ha sabido romper con mitos casi
tragicómicos, es capaz de no sólo de ser campeona sino de de sentirse
como tal. Y Dinamarca, ese equipo que siempre propone fútbol gracias al
buen gusto de Morten Olsen, ha sido la primera en comprobarlo.


La pretemporada del bloque campeón

Una de las grandes virtudes de Vicente del Bosque como entrenador
es su naturalidad y su capacidad para adaptarse a sus jugadores. Así
fue en el Madrid y seguramente será así en la selección. Esta vez
además las cartas estaban marcadas, porque era obligado el tributo a
los héroes del Eurocopa y así el equipo inicial quedó no tuvo más
ajuste con respecto al mes de junio que la presencia de Albiol en lugar
del lesionado Marchena. Pero desde el primer minuto quedó claro que el
lujo y la grandeza de la Eurocopa no viaja a los amistosos de
pretemporada, que es más pretemporada precisamente en los
internacionales, que han comenzado más tarde a trabajar.



Así las cosas, con la nula tensión competitiva y la precaria condición
física, no era un día para sacar conclusiones. La mano de Del Bosque
irá dejando sus pinceladas en el futuro en un equipo que jugó ante
Dinamarca con su estilo reconocible, porque así es como juegan sus
integrantes, pero con las lógicas lagunas en cuanto a tensión y ritmo,
sin la precisión exquisita de la Eurocopa, por mucho que de nuevo todo
girara en torno al compás de Xavi, cada vez más líder, en la selección
y en el Barcelona, padre de prácticamente todas las jugadas de peligro
e instigador de los momentos de mayor agitación ofensiva a base de
combinaciones, paredes y juego inteligente con el pase en corto
alternando con los balones en profundidad que ponen su lanzadera de
despegue favorita a otro jugador al que no ha abandonado la magia de
Austria y Suiza: Fernando Torres.


El delantero del Liverpool estuvo espléndido en cada intervención, cada vez que pudo jugar con espacios.



Su movilidad fue lo mejor de España y lo poco que revolucionó las
constantes vitales mortecinas de una primera parte que dejó la habitual
gran intervención de Casillas, esta vez a remate de Jensen, unas
cuantas imprecisiones defensivas (en la peor, de Albiol, Puyol salvó el
gol danés) y un penalti claro sobre Torres que el árbitro, sueco, pasó
por alto. A España le costaba mucho superar la presión del rival en el
centro del campo, con Silva e Iniesta muy desconectados y el balón
viajando con demasiada lentitud hasta que llegaba a los pies de Xavi,
encargado de crear el fútbol con sentido y autor del último remate de
peligro con una volea en el área que salvó Sorensen.


Dominio insultante en la segunda parte

La segunda parte nació con noticias, Xabi Alonso por Silva y Capel
por Villa, y se convirtió en un monólogo de España desde el primer
minuto, en el que Torres rozó el gol tras la mejor jugada del partido,
en la que combinó con Senna y el omnipresente Xavi. Dinamarca había
bajado todavía una marcha más y dejó de morder para simplemente
incordiar la circulación de balón española. Pronto marcó Xabi Alonso,
tras excepcional gesto técnico y asistencia de Torres, y el resto fue
coser y cantar, desde el dominio a la superioridad abrumadora y de ahí
prácticamente al rondo.


Capel dejó detalles y exhibió descaro y desorden en el mejor
sentido de la palabra y quedó espacio para que debutara Iraola y para
que España, tras su perezosa primera parte, acabara gustándose y
pasando por encima de un rival absolutamente desaparecido.



Así las sensaciones fueron mejorando, la fragancia de la Eurocopa se
hizo más presente y España redondeó el marcador con dos goles más, un
golazo de Xavi para premiar su magnífico partido y otro más, casi en el
cierre, de nuevo para Xabi Alonso. En vena, España rozó el cuarto con
un disparo al palo de Cazorla y dejó finalmente un marcador lustroso,
un funcionamiento más que positivo (casi óptimo con el calendario en la
mano) y la agradable sensación de que gana por inercia y porque cree en
sí misma con una determinación absoluta. Esa es la mejor herencia que
recoge Vicente del Bosque, aprueba con holgura y una segunda parte de
nota alta en su primer test como seleccionador, que ha demostrado que
puede afrontar los verdaderos exámenes con total tranquilidad.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
QuiQue Wolff
La Voz Del Deporte
La Voz Del Deporte
avatar

Cantidad de envíos : 836
Edad : 24
Localización : Analista Deportivo
Respeto Al Foro :
200 / 100200 / 100

Rangos :
Pais :
Popularidad :
Fecha de inscripción : 12/06/2008

MensajeTema: Re: España juega de memoria y gana por inercia   Miér Ago 20, 2008 11:00 pm

Orita dicen que se parece al juego del madrid

_________________


Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
 
España juega de memoria y gana por inercia
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Sin Límites [DVDrip][Thriller][2011][Español]
» duda con la capacidad de la memoria interna
» Capacidad de la Memoria SD - N8000
» Memoria USB externa
» que tipo de memoria DDR3 tiene?

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
EXTRA FORO :: Deportes :: Futbol :: Liga Española-
Cambiar a: